ARTELOGIE IX
(JUIN 2016)
SOMMAIRE

accueil site > Numéro 2 > Essais, chroniques et témoignages > Palimpsesto

{id_article}       
  • fontsizeup    fontsizedown

Palimpsesto

Gerardo Suter

Fotógrafo, México


Afficher les traductions du résumé

México, imagen, espacio, ciudad, capas, palimpsesto.

El Valle de México comenzó a cambiar cuando en su lago surgieron pequeñas islas, montículos de tierra que después se fueron expandiendo e interconectando y poco a poco le ganaron terreno al agua. Desde sus orígenes y hasta hace muy poco, los límites naturales al crecimiento lo marcaban las montañas que conforman el valle. Cuando la ciudad se topó con esos muros y ya no pudo escalar, decidió saturar el espacio mudando lo extensivo por lo intensivo.

Propongo una visión de la Ciudad de México que sea en esencia eso : una visión. Un punto de vista para resolverse en amplios espacios, ocupados por fotografías de gran formato, por proyecciones que envuelvan al visitante ; donde la espacialidad de la obra juegue un papel determinante, donde el sonido y la superposición de imágenes fijas y cinemáticas provoquen al espectador en todo momento, creando una sensación inmersiva, de saturación visual y de estímulos encontrados.


Pour citer l'article:

Gerardo Suter - « Palimpsesto », in Essais, chroniques et témoignages .
(c) Artelogie, n° 2, 2012.

URL: http://cral.in2p3.fr/artelogie/spip.php?article111

JPEG - 34.5 ko
"Primer cuadro", video en color sonoro, 3 min. 30 seg., 2009

Gerardo Suter (1957) inicia su trabajo creativo en el campo de la fotografía. Desde 1990, su interés se centra en desarrollar proyectos para sitios específicos, vinculando la imagen fotográfica de gran formato a otros medios (imagen cinemática, sonido, texto), y utilizando la arquitectura como soporte final de su obra. Su trabajo como artista lo ha llevado a desarrollar el concepto de Imagen expandida tanto a nivel práctico como en el terreno de la reflexión teórica. Es docente de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, integrante del Cuerpo Académico Investigación Visual Contemporánea, y Doctor por la Universidad Politécnica de Valencia en el programa Arte : Producción e Investigación (lenguajes audiovisuales y cultura social).

Su obra se encuentra publicada en dos antologías de fotografía contemporánea : Blink (Phaidon Press) y Mapas abiertos (Lunwerg Editores), y cuenta con dos libros monográficos, Gerardo Suter : Labyrinth of Memory editado por Americas Society en Nueva York y Mapeo / Gerardo Suter editado por Turner en Madrid. Fue distinguido como representante de México en la III y VII Bienal de La Habana y en la XXIII Bienal Internacional de São Paulo. En 1997 ingresa al Sistema Nacional de Creadores Artísticos en el Área de Artes Visuales, y en 1998, se le otorga la Beca Rockefeller-MacArthur de Cine, Video y Multimedia.

Acaba de inaugurar la exposición DF penúltima región en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en la Ciudad de México (7 de septiembre de 2011 – 15 de enero de 2012).

JPEG - 14.6 ko
JPEG - 12.2 ko
JPEG - 9.7 ko
Fotografias escenografía exposición (detalles)

Palimpsesto

Gerardo Suter

I

En teoría, la Ciudad de México se encuentra ubicada a 2240 metros sobre el nivel medio del mar. Recientemente, gracias a las modificaciones viales realizadas en el Valle de México, los habitantes tenemos una nueva perspectiva de la ciudad. Pareciera que el horizonte ha cambiado y que por encima de la línea imaginaria que podemos trazar sobre la mancha urbana se descubre un nuevo paisaje, probablemente no tan nuevo en cuanto a su formación, pero sí para nuestros sorprendidos ojos.

JPEG - 39.7 ko
"Spacelapse", inyección de tinta sobre papel y protección depolicarbonato, 115 x 295 cm, 2009

De la noche a la mañana, después de la oscuridad, se construyó un andamiaje mexica que nos permite recorrer la ciudad a una nueva altura y redescubrir su horizonte. Ahora nuestra visión no se estrella contra la arquitectura. El Valle de Anáhuac se abre franco nuevamente, y por encima de la línea imaginaria emergen estructuras que compiten con el cielo. Un jardín de azoteas, sembradas de contornos amorfos y árboles espectaculares, esconden lo que hay debajo. En realidad, hay otra Ciudad de México más allá de los 2240 metros.

II

El Valle de México comenzó a cambiar cuando en su lago surgieron pequeñas islas, montículos de tierra que después se fueron expandiendo e interconectando y poco a poco le ganaron terreno al agua. Desde su orígenes y hasta hace muy poco, los límites naturales al crecimiento lo marcaban las montañas que conforman el valle. Cuando la ciudad se topó con esos muros y ya no pudo escalar, decidió saturar el espacio mudando lo extensivo por lo intensivo.

JPEG - 16.6 ko
"Escenario", revelado cromógeno, 160 x 240 cm, 2010

La ciudad se cansó de crecer hacia las orillas. Ya no puede más. Una delgada línea separa lo sólido de lo aéreo. Debajo del cambiante perfil se mantienen capas y capas de tiempo que no han querido desaparecer. Cada nuevo estrato se adhiere al anterior y cuando logramos ver la superficie desde arriba, notamos que un peculiar trazo urbano se reproduce a varios metros de altura.

III

Ininterrumpidamente surgen nuevos estratos a lo largo y ancho de la ciudad, y lo que observamos en todo momento es algo inacabado y en continuo proceso : desde hace tiempo, la presencia de una penúltima zona en el DF resulta la regla y no la excepción. Una penúltima región que aparece en la periferia, en el centro, en cualquier zona intermedia, diferente dependiendo del lugar, pero siempre presente.

JPEG - 24.1 ko
"Penúltima región", inyección de tinta sobre papel, 90 x 240 cm, 2009

El DF, contenido por las montañas que lo rodean y sumergido en el valle, conserva una necesidad expansiva que provoca que la masa le gane espacio al aire, que las nubes estén cada vez más cerca, que aceptemos que el límite vertical no tiene límites, que hacia arriba sólo el viento o los sismos podrían retar a la ingeniería y convertirse en un freno.

IV

Desde el espacio fundacional hasta el cotidiano, la preocupación e interés por la definición del hábitat ha sido motivo de interés constante en mi trabajo. Utilizar el cuerpo como territorio metafórico o adentrarme en el espacio físico que lo define, me ha permitido reflexionar en torno al tema y abordarlo en mi obra desde distintos ángulos formales y conceptuales.

JPEG - 14.9 ko
"Escenario", inyección de tinta sobre vinil, 270 x 360 cm, 2008

Si a principios de la década de 1990, cuando desarrollé la serie Anáhuac (radiografías de un valle), colocaba al cuerpo como referente del momento fundacional de la Ciudad de México, actualmente mi interés se centra en el espacio urbano, levantado sobre aquél gran lago, que se transforma revelándonos un proceso constructivo y deconstructivo continuo, sobreponiendo algo nuevo a lo existente, y convirtiendo vertiginosamente lo anterior en arqueología.

V

En el año 2005, a raíz del hallazgo del fragmento de una secuencia trasmitida en vivo por televisión, y que mostraba los desastres del terremoto de 1985 en la Ciudad de México, decido iniciar una serie de trabajos que plantean la revisión del paisaje defeño. Aquella obra catalizadora (Réplica), detona nuevas ideas y me permite encontrar un leitmotiv que me conduce por la Ciudad de México. Una ciudad de superposiciones donde cada etapa de su historia está a flor de piel : estratos simultáneamente visibles, capa sobre capa, edificio sobre edificio, cimiento sobre cimiento.

JPEG - 55.9 ko
"Spacelapse", inyección de tinta sobre papel, 130 x 130 cm, 2011

Como la ciudad, Réplica se compuso de sonidos, imágenes y textos traslapados. El sonido determinó la duración de la pieza. La imagen provino de siete segundos de transmisión : el primer registro visual que tuvo la sociedad. El texto, fueron las primeras líneas que Carlos Monsiváis escribió al llegar a su casa : sus primeras reflexiones ante la catástrofe. Imagen y texto como elementos de primera mano, vitales, fueron las primeras reacciones ante un hecho inexplicable.

Desde fuera y como observadores, texto e imagen pasaron fugazmente, en tan sólo siete segundos. Desde dentro y al interior de Réplica, como en un sueño del que no podemos escapar, siete segundos se convierten en una eternidad, en un tiempo espeso que ni siquiera hoy y en su multiplicación en minutos, alcanza a representar aquella angustia.

VI

Así comenzará este proyecto : con una escena que marcó el principio de reconstrucción de una ciudad y con la que el espectador iniciará su viaje. La visión del DF concluirá cuando el visitante enfrente un paisaje ya inexistente ; un conjunto de imágenes de gran formato que lo envolverán y que serán registro de algo que hasta hace poco nublaba su vista. Entre el primer y último espacio, golpeteos visuales y sonoros se le irán adhiriendo y formarán un palimpsesto como el de la propia urbe.

JPEG - 16.2 ko
"Refundación", inyección de tinta sobre papel, 120 x 160 cm, 2010

Así veo la ciudad, así quiero representarla. Quiero un documento que describa todas esas capas y esas vibraciones.

VII

La ciudad tiene un pulso, un palpitar constante. Quiero revelar una ciudad que se ha convertido en un espacio que trata de contener algo incontenible, que crece en todas direcciones, que al tocar cualquiera de los puntos cardinales cancela su despliegue y encuentra en el arriba o el abajo un espacio posible de colonizar, transformándolo instantáneamente en una penúltima región.

JPEG - 21.6 ko
"Escenario", inyección de tinta sobre vinil, 270 x 360 cm, 2008

Propongo una visión de la Ciudad de México que sea en esencia eso : una visión. Un punto de vista para resolverse en amplios espacios, ocupados por fotografías de gran formato, por proyecciones que envuelvan al visitante ; donde la espacialidad de la obra juegue un papel determinante, donde el sonido y la superposición de imágenes fijas y cinemáticas provoquen al espectador en todo momento, creando una sensación inmersiva, de saturación visual y de estímulos encontrados.

VIII

El proyecto se trabajará en dos vertientes simultaneas. Una, tratará de resolver aspectos conceptuales que tienen que ver con la especificidad de la imagen fotográfica y cinemática en tanto documento. Otra, planteará consideraciones formales que apunten a las particularidades que asume la imagen cuando ésta se despliega en un espacio arquitectónico específico, entendido ello como una de las formas de expansión de la imagen.Movido por estas dos premisas, me acerco a la Ciudad de México y me intereso por delinear algunas formas de representación de este gigante que se nos muestra como un paisaje megaurbano.

El definir un tema como el paisaje urbano de la Ciudad de México y problematizar con ello, tanto el binomio imagen-documento, como su disposición en el espacio arquitectónico, me permite abrir dos vías paralelas de reflexión que se unen al resultado artístico o estético.

Existe entonces, un triple interés que envuelve al proyecto presentado : la aproximación y solución estética, la reflexión en torno al lenguaje utilizado para su representación, y las características que asume dicha representación en el espacio específico que ocupa al momento de ser exhibido.

JPEG - 59.1 ko
"Penúltima región", inyección de tinta sobre papel, 120 x 160 cm, 2011

repondre article

| | icone suivi activite RSS 2.0 | ISSN 2115-6395