ARTELOGIE IX
(JUIN 2016)
SOMMAIRE

accueil site > Numéro 9 > Études, Notes et Documents > 2. Colombia : a través de los espejos de India

{id_article}       
  • fontsizeup    fontsizedown

Colombia : a través de los espejos de India

Arundhati Bhattacharya

Profesora asistente (por contrato) del departamento de español de Doon University, Deharadun, India

Afficher les traductions du résumé

Pour citer l'article:

Arundhati Bhattacharya - « Colombia : a través de los espejos de India », in Études, Notes et Documents
Artelogie, n° 6, Juin 2016.

URL: http://cral.in2p3.fr/artelogie/spip.php?article416

- ¿Qué le saldría a usted al escuchar el nombre del país, Colombia ?

- Ummm, droga, narcotráfico, Escobar, y fútbol, por supuesto.

Hasta esto, bien. Pero si alguien responde : Universidad de Columbia o Nave espacial Columbia o Columbia Pictures, ¿que podríamos pensar ? La frente se va a llenar de arrugas, al orgullo de sabiduría le seria propinada una bofetada, y al final, entendemos que deberíamos recapacitar.

Pues, esta ha sido la primordial reacción entre unos cientos de indios a quienes propuse dicha pregunta y algunas más relacionadas con Colombia como una encuesta personal a través de los medios de comunicación social. La mayoría de ellos, los indicadores de mi encuesta, son jóvenes bien educados de la clase media o media alta, y el área de este estudio abarca principalmente el este, norte y sur de la India. Según esta encuesta, el 34,8% sabe del mundo oscuro de los narcos, el 23,9% de Fútbol, el 13% de Gabriel García Márquez, el 8,7% de Shakira, el 12% del café y un pequeñísimo porcentaje tiene una idea de la biodiversidad, el rio Amazonas, varias guerras civiles etc. aparte de una buena cantidad de gente con el conocimiento incorrecto por lo que mezclaban entre Colombia y Columbia, el hecho que refleja claramente la intensidad de la influencia de EE.UU en nuestro país. Pero hay que tener en cuenta también otra gran parte de gente (no incluida en los resultados de esta encuesta) que estaba silenciosa al principio por responder al cuestionario y que admitió luego su ignorancia completa de este país al insistirles de nuevo que contestaran.

Al hallar la fuente de la impresión del Narcomundo que surge involuntariamente a los indios al escuchar el nombre de Colombia, mi encuesta me dirigió a algunas películas y series estadounidenses, en particular de Hollywood. El éxito de las películas de Hollywood en la India ha mostrado un crecimiento constante año tras año y el año 2015 resultó ser uno de los años más exitosos en recaudación de la taquilla con solo cinco películas famosas de Hollywood, la cifra alcanzó los $ 75 millones. En la larga cola de esas películas se destacan los títulos como María, llena eres de gracia, Clear and present danger, Once upon a time in Mexico, Blow, Machete, Sicario y muchas más que representan la omnipresencia de drogas no solo en Colombia sino en México, Brasil, y casi en toda Sudamérica. También las películas subtituladas en ingles como Colombiana, Sins of my father, Sin nombre etc. con sus hazañas y aventuras satisfacen la parte curiosa de la audiencia india que quisiera disfrutar de un mundo desconocido o poco conocido y fuera de las reglas sociales. Por eso en el momento actual las series “Narcos” son una de las favoritas entre los jóvenes de la India. La globalización ya ha traído el mundo al hogar, pero en el caso de India este globo nos lo han presentado los norteamericanos y abrimos la ventana a esa dirección que nos dirige el poder de su propaganda. El pacto económico entre el mundo del cine de la India y del de EE.UU al final, deja una huella muy profunda en nuestra mente acerca de Colombia como un pueblo cubierto sólo por un chal tejido con cocaína y marihuana.

Conocer la historia y la realidad de la Tierra nunca causaría ningún daño hasta que se pudiera saber todas las facetas de su cara y no solo de una. Pero una parte de mi encuesta demuestra claramente el conocimiento parcial y negativo de Colombia, desafortunadamente es la percepción real de Colombia generalmente en la India aparte del Fútbol, por supuesto. Cuando se habla de futbol en cualquier parte de la India, América Latina es un gran héroe en el campo, sin duda. Si contamos la historia del fútbol, Pele es el nombre más adorado en nuestro mundo desde siempre. Cuando vinieron Maradona y Messi a nuestro país lo celebramos como una fiesta. Esta pasión tiene una raíz profunda desde la época colonial. La historia del deporte en el subcontinente se remonta al siglo XIX, cuando fue introducido por los administradores coloniales británicos, que ya quedó reflejado también en mi encuesta. Al responder a mis preguntas contaron desde el “Scorpion kick” de René Higuita hasta el “pelo sagrado” de “El Pibe”, Carlos Valderrama. Aunque la posición actual de India en la clasificación mundial de la FIFA es un desastroso puesto número 154, el tamaño del público futbolístico del país es enorme y su crecimiento se traduce hoy en una audiencia de 83 millones de televidentes y, además en algunas partes de India el fútbol tiene la misma popularidad que el cricket, como en Goa, Calcuta, Kerala, Bangalore, partes de Delhi y la zona noreste del país. En 1911, el Mohun Bagan, un equipo de Bengala Occidental se enfrentó con el Regimiento de Yorkshire del Este en la final. Mohun Bagan ganó la final 2-1 cosa que molestó bastante a los británicos que no podían comprender como “unos comedores de arroz, descalzos, pudieron vencer a los británicos en su propio deporte”. Después de nuestra independencia en 1947 cuando la FIFA reinició la competencia internacional tras la II Guerra Mundial, en 1950 y All Indian Football Federation, que dirige este deporte en India, decidió abandonar el torneo debido a algunas razones, se rumoreaba que fue porque los jugadores estaban acostumbrados a jugar descalzos y la FIFA insistió en que usaran botines. A partir de este hecho fue decayendo la idea de construir un equipo indio bastante fuerte y competitivo para ganar las ligas internacionales, aun así va aumentando cada vez más la audiencia potencial con el apoyo tecnológico, y con una pasión viva a esta audiencia le toca el alma del fútbol colombiano y lo admira. Los aficionados al fútbol indios prefieren el estilo del juego latinoamericano y los jugadores colombianos son seguidos aquí como sus ídolos.

Por otro lado, lejos del campo de fútbol y del mundo del narcotráfico, existe Macondo. El nombre de Gabriel García Márquez ya tenía su propio espacio entre los intelectuales aun antes de que ganara el Premio Nobel. Cien años de soledad, su obra más famosa, fue incluida en el programa de estudios de la Universidad de Jadavpur, Calcuta, en 1977. Luego a partir del año 1982 su nombre llegó a ser un tema vivo entre los estudiantes y lectores que le conocían primero a través de las traducciones en ingles de sus obras y luego, poco a poco, por las traducciones de Cien años de soledad, El amor en los tiempos de cólera, El coronel no tiene quien le escriba etc. en las lenguas regionales de India. Es una experiencia sorprendente, viajar por Macondo, conocer a Úrsula, cruzar el rio Magdalena, esperar la carta del Coronel hasta llegar a la mierda, sudar en el calor del Caribe, llamar a Rosa Cabarcas en el cumple de 90 años. Es la otra cara de Colombia, la otra realidad mágica de América Latina que ha causado un temblor intenso entre los lectores indios. El 19 de abril de 2014, cuando murió él, todos los periódicos nacionales y regionales dieron homenaje a ese gran autor publicando la noticia en las primeras páginas. Fue una herida irrecuperable para sus seguidores de la India. También se han publicado artículos al año siguiente recordando el primer aniversario de su muerte. Pero la cantidad de lectores es solo de un13% de la clase educada según la revelación de mi encuesta personal. Además, las obras de García Márquez nos representan más la cultura sudamericana en total que la de Colombia, en particular. ¿Quién sabe que Cien años de soledad, por lo que dice el autor, es un Vallenato de 350 páginas ? Espero que muy poca. La región- la región de García Márquez- está llena de leyendas, tradiciones y colores de Colombia, si ella no hubiera tenido una gran magia no habría podido nacer el ritmo tan perfecto del realismo mágico de Gabo. El rio Magdalena es el protagonista en dos de sus novelas : El amor en los tiempos de cólera y El general en su laberinto y también describía en su autobiografía, Vivir para contarla, sus varios viajes durante su época de estudiante, yendo y viniendo por ese rio a su internado en Zipaquirá, a más de dos mil metros por encima de su natal Aracataca. La memoria perdurable de ese rio le dio al autor un espacio para desarrollar un fondo extenso del olvido y la esperanza, del amor y la violencia hasta el devastador efecto ecológico sobre la flora y la fauna del rio lo que le lleva a decir : “Los peces tendrán que aprender a caminar sobre la tierra porque las aguas se acabarán” (El General en su Laberinto). El gallo de pelea, otro protagonista importante de sus novelas, es una metáfora ideal de confluencia literaria de todas las clases sociales, de todas las violencias. La circularidad de la gallera era el símbolo del ciclo de la vida y muerte. El autor mexicano Carlos Fuentes al contar su amistad con Gabriel García Márquez, recordaba : “Escribimos juntos el libreto de El gallo de oro, que dirigiría Roberto Gavaldón, realizador tan en demanda que durante el día escribía un guión para Libertad Lamarque y de noche, con nosotros, El gallo de oro, de suerte que, confundidos, a veces poníamos al gallo a cantar tangos y a doña Liber a cacarear”. Una pelea de gallos o riña de gallos es una tradición tanto en la Costa Caribe y en algunas zonas del interior andino de Colombia como en otros muchos países del continente y todavía existen más de 3.600 galleras en este país según la Federación Colombiana de Criadores de Gallos de Combate. Es su patrimonio con la historia del sueño bolivariano de la Gran Colombia, el tráfico de esclavos negros por los puertos de Cartagena de Indias, la masacre de United fruit Company, la Guerra de Los Mil Días y su líder socialista Rafael Uribe Uribe, La Violencia, los desaparecidos y muertos políticos – una realidad descomunal desde el legado colonial hasta la cultura mestiza de costumbres y tradiciones europeas e indígenas, que le inspiró a cavar su propia tierra para sacar la esmeralda “que abre su luz verde sobre el austral océano.”

Un aspecto de esa realidad oculta con todas sus dimensiones, la podríamos conocer a través de las relaciones bilaterales entre Colombia y la India. Las relaciones diplomáticas entre estos dos países se iniciaron el19 de enero de 1959. En marzo de 1972, Colombia abrió su Embajada en Nueva Delhi, y la India, en Bogotá en el año siguiente. Se cumplieron 50 años de las relaciones diplomáticas entre India y Colombia en 2009 y además India tiene un Consulado Honorario en la ciudad de Medellín y recientemente se abrió uno nuevo en Barranquilla. Actualmente las relaciones bilaterales siguen siendo muy amistosas y cordiales. Colombia es un miembro importante de Non-Aligned Movement (NAM) y fue la anfitriona de la cumbre del NAM en 1995. Ambos países están de acuerdo en diferentes puntos de vista sobre temas globales y han colaborado en diversos foros multilaterales. En los últimos años la relación entre los dos países ha aumentado extraordinariamente en el campo político, comercial y cultural. La India está entre las 10 primeras economías del mundo, es el segundo país después de EE.UU. destinatario de las exportaciones colombianas. En 2009 el comercio entre los dos países era de 946, 95 Millones de $ USA. en el 2013 ascendieron hasta 4.187, 11 Millones $. por lo que India se ha convertido en uno de los países que más importan productos y materias primas de Colombia, por su parte India también ha aumentado sus exportaciones a Colombia, principalmente vehículos a motor, químicos orgánicos, telas de algodón y sintéticas y productos farmacéuticos. Varias empresas indias han establecido operaciones en Colombia. Algunas de estas empresas son : TICs : Tata Consultancy Services (TCS), Wipro ; Tech Mahindra, Man India y Sutherland. El embajador de la India Prabhat Kumar declaró que desde hace 6 años Latinoamérica está considerada zona estratégica para su gobierno, explicó : ’En India se pueden poner 100 tiendas Juan Valdes sin problemas, refiriéndose al gran tamaño de su país que supera los 1.200 millones de habitantes.” Algunos de los tratados y acuerdos entre ambos países son : Relaciones Comerciales (descritas anteriormente). Cooperación Técnica y Económica : India dono en 2002 una planta de energía solar valorada en 200.000 $, envió técnicos en asuntos políticos y de defensa para asesorar al gobierno, dono 1 millón $ por la ola invernal. Relaciones Culturales : Programas de intercambio de estudiantes, becas para estudiantes de danza Odissi y Kathak, se organizaron festivales, presentaciones, exhibiciones y muestras de cine. El busto de Mahatma Gandhi se colocó en Medellín el 21 de Mayo de 2013. Con motivo del 154 aniversario del nacimiento de Tagore se celebró el 7 de Mayo de 2015 por el Instituto de Caro y Cuervo de Colombia, donde ya se instaló su estatua en el 2012 en honor de los 150 años de su nacimiento. En cambio, también se celebraron las semanas culturales colombianas en India en 2008 y 2009, en que se llevaron a cabo los conciertos musicales, los festivales de cine y las tertulias literarias en diferentes ciudades como, Chennai, Delhi, Kolkata, Mumbai y Bhubaneswar por la Embajada de Colombia.

No obstante, estos eventos culturales no tuvieron la suficiente difusión necesaria para que trascendiera hasta la población de la India. Al final todo quedó reducido en un pequeño grupo de espectadores y participantes del ámbito diplomático. La gran diversidad étnica y folclórica de Colombia todavía está fuera nuestro alcance que ya había contado García Márquez hace muchos años : “…los progresos de la navegación que han reducido tantas distancias entre nuestras Américas y Europa, parecen haber aumentado en cambio nuestra distancia cultural.” (La soledad de América Latina : Discurso del Nobel de García Márquez) Todavía no hemos podido cruzar esa distancia de solitarios. La danza de la Cabrita y de la Chicha Maya en La Guajira, el Bambuco y el Pasillo, el Arrullo (canción de cuna) o el Canto Alabao : todavía son de un mundo muy ajeno que está lleno de misterio y magia al otro lado del océano pacifico. Al contrario, lo que está cruzando el Pacifico es la multipremiada serie de Netflix, Narcos que también habla del “Realismo mágico”, cada episodio de estas series comienza con unas líneas dibujadas en el cielo : “El realismo mágico se define como un entorno realista y detallado que se ve invadido por algo tan extraño que resulta increíble. Hay una razón por la que el realismo mágico nació en Colombia”. Esto es el realismo de la parte oscura del país a quien otorgan la magia unos nuevos cronistas que quieren contar ahora el cuento de beneficio aprovechando el desconocimiento de la gente.

Esta riqueza cultural india y colombiana debería ser potenciada y divulgada como un gran tesoro que poseen ambos países de manera compensatoria ante la uniformidad que el mundo globalizado nos inunda. No solo hay que cruzar la distancia en millas náuticas, sino también el retraimiento del aislamiento durante siglos. Y sobre todo, debería romper la tradición de ver el mundo a través del pensamiento occidental y necesitaríamos comenzar el discurso directo e independiente para que la luz verde de la esmeralda ilumine a ambos lados.

| | icone suivi activite RSS 2.0 | ISSN 2115-6395